LONDRES (Reuters) – La primera ministra británica, Theresa May, sufrió el martes duros reveses, en el inicio de un debate de cinco días sobre sus planes para abandonar la Unión Europea que podría determinar el futuro del Brexit y el de su Gobierno.