LONDRES (Reuters) – La policía británica se llevó a rastras a Julian Assange de la embajada de Ecuador en Londres el jueves, después de que el país sudamericano puso fin de forma abrupta a siete años de asilo, allanando el camino para su extradición a Estados Unidos por su papel en filtraciones de información clasificada.