CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) – Decenas de miles de personas agitaron palmas y ramas de olivo en la Plaza de San Pedro el domingo, en una conmemoración masiva en la que el Papa Francisco inició la Semana Santa con un llamado a la Iglesia a ser humilde.